España ostenta en primer puesto mundial como productor y exportador, seguido (en la lejanía) por Italia y Grecia, de aceite de oliva.

Principal componente de sabor en la dieta Mediterránea es muy beneficioso para nuestra salud, ya que según múltiples estudios de investigación, reduce el riesgo de padecer cardiopatías y diabetes; además de usos más cotidianos aconsejados generación tras generación como: desenredante del pelo, desmaquillante, incluso para utilizarlo como crema de afeitar.

Pero … qué más sabemos del aceite de oliva… sabes las diferencias entre aquellos que se comercializan? O Sabrías elegir según la ocasión?

Te damos respuesta a estas preguntas de una manera sencilla:

Los que se comercializan son 4 categorías: (Legislación Europea Reglamento 1019/2002)

  • ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA: Máxima calidad y no supera los 0,8 grados de acidez
  • ACEITE DE OLIVA VIRGEN: no supera los 2 grados de acidez
  • ACEITE DE OLIVA: aceites que no han superado los estándares de calidad de los anteriores y mezclado con una proporción 10 ó 20 % con aceite de virgen
  • ACEITE DE ORUJO DE OLIVA: refinado de la pasta sobrante de la extracción de la aceituna, mezclado en baja cantidad con aceite virgen.

 

Y según el plato que vayas a preparar:

Dentro de la gran variedad de olivas (unas 260 variedades) las más utilizadas son:

  • ABERQUINIA: es el MÁS SUAVE. Ideal para platos fríos: gazpacho, salsas, ensaladas
  • HOJIBLANCA: para el PAN!!!! El típico chorrito en el pan!! Y también para pastas.
  • CORNICABRA: para MASAS, tanto para dulce como para salado.
  • PICUAL: Intenso. Para guisos, salteados,

 

Y para acabar, ¿caduca o no caduca el aceite de oliva?

Pues NO caduca! Pero sí cuenta con una fecha de consumo preferente que dependiendo de cómo se haya conservado.

La fecha de caducidad marca la fecha a partir de la cual puede existir riesgo para la salud de quien lo consume. Existe un Reglamento Europeo que obliga a marcar esta fecha en los alimentos perecederos, pero el aceite de oliva, no se considera alimento perecedero.

El deterioro que puede sufrir el aceite de oliva es causado principalmente por el tipo de envase y lugar de almacenamiento, siendo el más idóneo un envase que no deje pasar la luz.

 

Y una vez que ya se ha utilizado para cocinar, LLÁMANOS PARA IR A BUSCARLO y contribuirás de la mejor manera a CUIDAR EL MEDIO AMBIENTE.

Nosotros lo adecuaremos para que vuelva a ser materia prima para biocombustibles, y hagamos que todo revierta en favor de nuestro planeta.